Headlines News :
Con tecnología de Blogger.

Despedida de Cristian Pérez - Sí a la Paz

Nuevo Partido de las FARC-EP

RECOMENDADO CAMBIO TOTAL

COLOMBIA País con más Desplazamiento forzado del mundo, producto del Terrorismo de Estado

Allende La Paz. Los sectores terratenientes, ganaderos, “empresarios del campo”, han implantado la política del Terrorismo de Estado ...

Hey loco, No dispares!

Vamos a Cuentiarnos la Paz

LOS RICOS NO VAN A LA GUERRA

Blog ESTADÍSTICAS

BLOG DESTACADO

Completa dejación de armas de FARC. Estado sigue armándose

Jose María Carbonell, blog Nueva Colombia.

La ONU acaba de informar que todas las armas de las FARC han sido inutilizadas. Cumple así la FARC su compromiso de dejación de armas para pasar a la legalidad como partido político.

Igualmente la FARC han cumplido con todos los compromisos adquiridos con la firma del Acuerdo de Paz del Teatro Colón. Muestra así el Nuevo partido politico su seriedad y sus inconmensurables deseos de reconciliación entre todos los colombianos.

El gobierno Santos –y con él todo el estado- se vanaglorian de haber logrado éste objetivo, como si hubiera sido que las FARC-EP dejaran las armas el único objetivo del proceso de paz. Prueba de ello es el incumplimiento gubernamental en la implementación del Acuerdo de Paz.

Ya  Jean Arnault, de la ONU, señaló: “Esperamos haber honrado el compromiso con la sociedad colombiana (…) confiamos en que la finalización de la dejación de armas no sea el fin de los esfuerzos de paz”.

Nada de eso de los incumplimientos del gobierno es nuevo. Siempre han sido marrulleros a la hora de cumplirle al pueblo, al tiempo que son cumplidísimos con la clase oligárquica empotrada en el poder y al cual representan y han representado los diferentes gobiernos desde hace más de 200 años.

Llama la atención que desde los medios en poder de la oligarquía se presente la ubicación de las caletas de las FARC como incautaciones realizadas por las fuerzas militares, cuando todo el mundo sabe que su ubicación es producto del Acuerdo de Paz. Caletas que entre otras cosas solo han podido ser accesadas por voluntad de las FARC y no por la labor de los militares que ante las FARC siempre quedaron ”viendo un chispero”.

Ante el cumplimiento de la FARC está la falta de voluntad del gobierno Santos que no solo continúa con el asesinato –ejecuciones- de los líderes populares, sino que continúan armándose con la compra de aviones de última generación a Suecia. Esta posición del gobierno colombiano nos lleva a sospechar que la carrera armamentista de Colombia se inscribe en nuevas guerras a la que llevarán los gobiernos colombianos al pueblo, ya que los hijos de los oligarcas nunca van a la guerra.

Ya la FARC está en la arena política por su propia decisión y determinación. Nuestro pueblo sabe que en el nuevo partido tiene su más decidido defensor. Es un partido de nuevo tipo, lo cual implica que cumplirán sus postulados ideológicos y sus principios éticos. Es un partido que reluce entre los partidos politicos colombianos.

FARC es dechado de virtudes. No corrompido. No clientelista. Con principios éticos y valores morales. No marrullero. Decidido en la lucha. Los que creen que tratando de acorralarlos van a impedir su accionar politico deberían recordar que ni los militares lo lograron. Por el contrario, cada intento era respondido con crecimiento y cualificación.

Muestra de ello es el homenaje al “Mono Jojoy”. La FARC tiene todo el derecho de reivindicar a sus líderes caídos en combate y también a los no caídos en batalla. Ellos son sus ancestros, sus fuentes. Y un partido político se nutre de ellos para continuar adelante.


Que haya poquísimos retrógrados en Colombia –eso sí con casi todos los medios de comunicación a sus espaldas para crear la “sensación” de que son más- no creo que “asusten” a los militantes de la FARC, los cuales han sido templados por 53 años de dura lucha por la Paz.

División de las FARC, una cortina de humo

Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana.

El Congreso constitutivo de las FARC, que le dio continuidad a la acción política de esta organización, pero ya sin el uso de las armas, y que tuvo un cierre hermoso en el cual aproximadamente 100 mil personas asistieron a la Plaza de Bolívar y, jubilosos, ondeaban las banderas de las FARC y de la paz, marca el inicio del fortalecimiento de la democracia colombiana y la construcción de la Nueva Colombia para todos y para todas. 

Después de este evento la andanada  de diversos artículos de opinión y noticias faranduleras, que hablan de una división entre los dirigentes de las 
FARC con aseveraciones tales como que no pudieron abolir la verticalidad de la guerra,  les quedó grande la democracia y otras, que incluso rayan en tratamientos despectivos contra líderes de ese partido, son la constante. Pero ¿Para qué hacer algo así?

CORTINA DE HUMO

El compromiso de las FARC con los colombianos, los acuerdos y la paz, ha sido férreo. La dejación de armas, el cumplimiento del cese al fuego, la pedagogía de paz, entre otras acciones, reflejan la voluntad de esta organización que se está jugando todo por la paz, incluso la vida de todos los militantes. 

Existe en Colombia lamentables antecedentes como la persecución política contra el Partido Comunista Colombiano, la desaparición a sangre y fuego de la UNO y el genocidio de la Unión Patriótica, entre otras fuerzas. Episodios de la vida política colombiana, en los cuales el gobierno por medio de sus fuerzas militares y paramilitares, se dio a la tarea de exterminar la oposición política en cada rincón del país.

Esta notable voluntad de cumplir lo acordado y de  construir la paz, contrasta con los incumplimientos del Estado, que ya es una constante. Las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) se convirtieron en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), pero no han sido terminados. La situación en salud, bancalización, cedulación y demás también está en veremos, incluso la alimentación en algunos ETCR es incierta, sin importar que una gran cantidad de neonatos, bebés, niños y personas de la tercera edad viven en ellos. Sumado a esto, a pesar de  la ley  1820  que ya  tiene  dos  decretos, aproximadamente 1125 presos políticos de las  FARC siguen tras las rejas.

Ante esta situación, el Establecimiento busca una manera fácil de salir de este apuro. Para eso tiene las plumas y cámaras de los grandes medios masivos y aprovecha algunas manifestaciones de descontento de sectores allegados, como por ejemplo dos artículos que ya analizamos en este blog (Las extrañas críticas de Horacio Duque al nuevo partido). En este sentido tenemos que tener en cuenta algunas cosas.

ANTECEDENTES

Las cuestiones de la relación entre los dirigentes comandantes guerrilleros, siempre ha sido un punto esencial para el Estado y el enemigo de clase que este representa, más si tenemos en cuenta que una de las cosas que hace indestructible a las FARC es su cohesión política.

En este sentido, al no encontrar fracturas graves entre los comandantes de esta organización, vive engañando y autoengañándose, como lo hacía con la supuesta muerte de varios integrantes importantes de esa guerrilla, recordemos por ejemplo las más de 40 “muertes” del Camarada Manuel Marulanda.

No es cuestión nueva que se den a la tarea de inventarse rencores entre los diferentes dirigentes del nuevo partido, antaño ya lo habían hecho. Ejemplo de eso son las supuestas contradicciones entre los Camaradas Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas o la división que existía entre los comandantes Alfonso Cano y Jorge Briceño. Sobra decir que estas rencillas no existían.

FILTRACIÓN DE INFORMACIÓN

Hay un viejo dicho que reza “la ropa sucia se lava en casa” y no solo se puede aplicar a la vida familiar y personal, en cuestiones de política también. TODOS LOS PARTIDOS DE COLOMBIA Y EL MUNDO sean revolucionarios o no tienen discusiones internas que solo le atañen a ellos, pues en estas tratan situaciones de su vida partidaria tales como lo concerniente a finanzas, problemas de los militantes, el cómo actuar ante un situación coyuntural, candidaturas, etc.

Las FARC no es la excepción, más en este momento histórico. Cómo será la dirección, quiénes integrarán el Consejo Político Nacional, cómo serán los estatutos y demás, son cuestiones que solo deben ser discutidas por las FARC, pues hacen parte de los cambios que se tienen que hacer para pasar de un partido político en armas a un partido legalmente constituido.

Sin embargo, nos ha llamado la atención que desde hace un par de años discusiones internas se vienen filtrando en los medios de comunicación. Los últimos ejemplos de esto son la salida a la luz pública de la carta del Camarada Timochenko a la militancia y el no muy detallado informe que da Horacio Duque sobre el primer Pleno del Consejo Nacional del Común.

Preocupa sobre manera esta situación. En primer lugar, la carta fue enviada sólo a la militancia del partido, entonces ¿cómo le llegó a los medios de comunicación? Quisiéramos pensar que algún militante se equivocó al enviarla o confió en alguien externo al partido que evidentemente lo traicionó. Pero los hechos repetitivos de los que hablamos más arriba y el fantasma de las “chuzadas” nos ponen en una situación en la que debemos pensar que las FARC está siendo espiada, esto despierta tres interrogantes ¿Quién tiene el poder para interceptar las comunicaciones de los militantes de las FARC? ¿A quién le conviene interceptarlas y darlas a conocer? ¿Dónde están las garantías políticas para las FARC?

Con respecto al Pleno del Consejo Nacional de los Comunes,  hay que recalcar que es una reunión a la que sólo asiste la dirección del partido integrada por 111 camaradas, y ninguno de ellos es Horacio Duque. Cuando ni siquiera la militancia de las FARC tenía acceso a las conclusiones del pleno, Horacio Duque hace público un par de escritos que contenían, según él, parte de las discusiones de esta reunión, que, curiosamente, recuerdan  un artículo de Iván Gallo titulado: “Santrich, el único guerrillero de las Farc que tiene pantalones” en el cuál casi exhorta al camarada a irse a la disidencia. 

No es nuestra tarea investigar de dónde saca Horacio Duque la información. Queremos pensar que ante el descontento de que el Consejo Político Nacional no quedó como a él le hubiera gustado, lo que hizo fue argumentar sus pensamientos y, al no redactar bien, quedó como si estuviera afirmando que esas fueron las discusiones en la reunión, pero no fue su intención decir eso. 

También pudo ocurrir que  un “infidente ingenuo” y delegado al pleno, reveló por menores de los debates y, Duque,  movido por buenos sentimientos, cometió el error de publicar el artículo, sin embargo las situaciones anteriormente descritas, la carta falsa de Santrich en redes y la ya mencionada cercanía a una matriz de “opinión” que desde otros sectores se quiere imponer despiertan otros temores.

PRETENSIONES 

Con este ataque se pone en evidencia que lo que pretenden es desestabilizar al partido, restarle posibles militantes y obviamente votantes al posicionar una matriz de opinión en la cual las FARC son incapaces de entender y practicar la democracia y excluyen la diferencia incluso dentro de sus propios militantes.

Por otro lado, sumándoles los incumplimientos hacia los guerrilleros, pretenden que los actuales militantes se vayan de los ETCR. Para eso han usado todos los medios de los que disponen, desde sacar los guerrilleros de los ETCR a un plan de reinserción, hasta negar una calidad alimenticia en algunas zonas. 

El Estado sabe que los militantes de las FARC están acostumbrados a estar ocupados, trabajo, estudio y otras tareas que los hacen revolucionarios. Creen que intentando disminuir y  a veces abolir estas labores, los farianos y farianas saldrán de las filas del partido, no tienen en cuenta que el compromiso revolucionario de la mayoría de ellos es el camino que eligieron y por el cuál van a luchar, a pesar de que personas, muchas de ellas allegadas, piensen e incluso publiquen videos que predicen deserciones en masa.

ACLARACIONES

Ante lo escrito debemos hacer unas aclaraciones necesarias:

1. El Congreso fue un lugar en que se mostró la más amplia democracia que SIEMPRE han tenido las FARC, obviamente en otras condiciones materiales, pero la calidad del debate da testimonio de que los militantes de las FARC estaban acostumbrados para encarar estos escenarios políticos. La propiedad y la confianza para expresar sus opiniones y del colectivo que representa (las células que los designaron como delegados) es un indicativo de que estos espacios son constantemente abiertos, pues se necesita de experiencia para dar estos debates.

2. El congreso eligió, por medio de votación, el Consejo Nacional de los Comunes, esté organismo, también por medio de votación, designó el Consejo Político Nacional. Este es el usó que siempre se ha dado, no solo en las FARC sino en otros partidos revolucionarios como el Partido Comunista Colombiano. Se hace de esta forma, porque el Consejo Político Nacional debe estar compuesto teniendo en cuenta los retos y condiciones que depara la lucha política.


3. El Centralismo Democrático es uno de los principios Leninistas de organización. Es una forma de organización POLÍTICA usada por la mayoría de los partidos revolucionarios del mundo. De ninguna manera está ligada exclusivamente al área militar. El ataque de los sectores afines a los enemigos de clases hacia el Centralismo Democrático tiene su razón de ser en que este sistema nos permite estar políticamente cohesionados, acatar la disciplina partidaria y decantar discusiones y dificultades, al atacar el Centralismo Democrático, atacan la cohesión política del partido.

4. Las discusiones dentro de cualquier partido revolucionario se dan dentro del mayor respeto, como dice Lenin, en el contexto y con fraternidad. Sin embargo esto no nos impide ser puntuales, críticos de otras posturas e incluso, a veces tan fuertes que parecemos enojados, lo cual no indica que hayan divisiones, hay contradicciones como en toda comunidad humana, pero estas no generan fracturas ni resentimientos. “Manocear” de forma morbosa la carta del Camarada Timochenko, no habla mal de las FARC, sino de quienes hacen estas deformaciones.

Estas son algunas inquietudes que hemos querido aclarar con este escrito. Se tendría que hablar más al respecto, sin embargo no consideramos que esto sea de la más amplia importancia. Cesada las discusiones, tenemos que concentrarnos es en trabajar. Hacer pedagogía de paz, organizar las comunidades y exigir el cumplimiento del Acuerdo tal y como está escrito son importantes tareas, en vez de dejarnos llevar por el ruido del enemigo.

La unidad, la organización y la lucha, no es una consigna pasada de moda, es una tarea que hará posible la Nueva Colombia.

Narcoimperialismo


Por: Nicolás Rodríguez.
La reunión de la ONU, ese gran colectivo que vio nacer la Convención Única de 1961 sobre estupefacientes, era un buen escenario para un último discurso inconforme. El presidente Santos lo entendió así, pero se limitó a responderle a Trump y su vieja política de las decertificaciones con el igualmente enmohecido libreto de la reciprocidad entre consumo y demanda. Otro presidente, entonces, que esperará a ser expresidente para ejercer su liderazgo.
Estudios recientes como los de la historiadora Suzanna Reiss sugieren que el control de las drogas jugó un rol considerable en el poderío militar y económico que ejerce Estados Unidos desde que terminó la Segunda Guerra Mundial y un nuevo ordenamiento global entró en funcionamiento. Más que una guerra contra las drogas, sostiene la inspiradora Reiss, lo que ha habido es una guerra hecha con las drogas.
Su trabajo de archivo es generoso y las implicaciones del relato histórico propuesto deberían ser consideradas. Lo primero es que Nixon y su discurso sobre las drogas como enemigo público número uno ya no son necesariamente el inicio de la historia, como todavía nos la seguimos contando. Más relevancia adquieren las olvidadas épocas de los 40, 50 y 60, en donde Estados Unidos aprovechó la guerra y las drogas para hacer crecer su imperio.
Los 70 de Nixon no son acá, en este recomendable relato, el origen de una guerra, sino el final de un proceso. Para cuando lanzaron la guerra contra las drogas ya estaba organizado su control. La Convención del 61 les otorgó dimensión planetaria a los intereses gringos. No hay drogas ilegales, nos dice la autora. Hay procesos para convertirlas en tales.
Y si no son consideradas ilegales pueden ser promovidas, domesticadas y comercializadas. Como lo hizo Coca-Cola y lo defendieron las farmacéuticas estadounidenses que rápidamente viajaron a Perú y a Bolivia para asegurarse de sacar del negocio a Alemania y a Japón, que también experimentaban con la coca.

El papel de la prensa del régimen llamando “golpe de estado” a las urnas

Insurgente.org

Cuando suceden hechos políticos de trascendencia, es el momento donde la mayoría de la población ve de un modo nítido la ideología de los medios de comunicación. Es cierto que sus valores al servicio de la clase dominante los transmiten a diario y pocas veces lo disimulan, pero estos días, a raíz del referéndum convocado en Catalunya, la prensa del régimen se ha puesto sin reparo al servicio de quien le paga en forma de publicidad institucional, y enseñan lo que en verdad son: un coro. Un coro muy alejado de la pluralidad y que canta (e “informa”) al compás del Director (el dinero) que con su batuta indica el tono y el contenido. La prensa de papel editada en Madrid (ABC, El País, El Mundo y La Razón), las emisoras de radio (RNE, SER, COPE, Onda Cero), las televisiones (TVE, Antena3, Tele5, La Sexta, Cuatro, las del TDT) y decenas de diario digitales han plegado velas en la defensa de la monarquía borbónica, el capitalismo, su Transición y la unidad nacional (hay quien lo escribe con “z”). 
Las empresas financieras que están detrás de cada uno de esos medios tienen claro que, al igual que Maduro es un tirano y hubo que apoyar hace unas semanas las guarimbas, con la esperanza de que un golpe acabase con la revolución bolivariana, ahora toca convertir un hecho democrático como es el ir a votar en un referéndum en un “golpe de estado”. Una perversión mal intencionada del lenguaje, que solo los muy adictos o imbéciles pueden creerse. 
Que se posicionen por el no a la independencia es perfectamente comprensible, pero transformar una votación con urnas en un hecho antidemocrático, y que haya gente dispuesta a aceptarlo, supera todas las marcas. Lo que les irrita es ver que pese al traca-traca constante no han podido impedir que cientos de miles de personas en Catalunya los ignoren por completo. Que no puedan influir un ápice en la decisión de tanta gente quiere decir mucho, cuando tengan que reunirse con sus anunciantes lo tendrán que hacer con la cabeza gacha, y eso es un desastre para las arcas de los dueños de Falsimedia.

México: Echan a patadas a un político mientras recorría zonas afectadas por el sismo (VIDEO)

RT en español.

Un video subido a las redes sociales captó el momento en que el funcionario Avelino Méndez es golpeado por ciudadanos de la capital de México con el fin de que se retire del área azotada por el terremoto.
México: Echan a patadas a un político mientras recorría zonas afectadas por el sismo (VIDEO)
La gente espera noticias de sus seres queridos junto a un edificio derrumbado en la Ciudad de México.
Henry Romero / Reuters
Síguenos en Facebook
Vecinos de la delegación Xochimilco, en la Ciudad de México, corrieron tras el delegado Avelino Méndez para golpearlo y exigirle que saliera del área azotada por el terremoto, cuando este realizaba un recorrido por la zona de desastre.
El video subido a las redes sociales captó el momento en que el político mexicano tuvo que huir del lugar entre rechiflas y consignas de los habitantes: "El pueblo unido jamás será vencido", gritaban.
Poco importó que hubiera personal de la Marina y de la policía local. Los ciudadanos inconformes no se limitaron con aventarle agua o empujarlo, también le arrojaron piedras e incluso lo agredieron en la cara.
El político espantado tuvo que huir en un vehículo en movimiento, mientras los mexicanos se quejaban de que no habían recibido apoyo de su administración, tras el movimiento telúrico del pasado 19 de septiembre.
Las reacciones ante el "oportunismo del delegado" no se hicieron esperar entre los internautas.

Luchar por la implementación del Acuerdo de Paz

Allende La Paz.

Es de todos sabido que el gobierno de JM Santos le ha puesto ”conejo” a la implementación del Acuerdo de Paz. De esa manera queda demostrada la calidad moral de la oligarquía en el poder. Son tan mezquinos que prefieren ”pelar el culo” ante la comunidad internacional antes que adelantar las reformas –mínimas- consignadas en el Acuerdo de Paz.

Esa mezquindad está demostrada por las marrullerías del Congreso colombiano al pretender re-negociar -mediante sus fraudulentas leyes- el Acuerdo. Voces de Paz ha sido diligente en denunciar éstas prácticas de los miembros del corrompidísimo Parlamento colombiano.

Y cuando los Acuerdos pasan el congreso, viene la también corrompida justicia –incluídas las Altas Cortes- a cercenar el Acuerdo de Paz mediante las torcidas interpretaciones, interpretaciones que se mueven de acuerdo con el “fajo de billetes que entran a sus bolsillos”. No sería extraño que en algunos años estuviéramos viendo las denuncias de la corrupción de miembros de esas altas Cortes exigiendo dinero para declarar “ajeno al espíritu de la Constitución” los diferentes Acuerdos aprobados en el Congreso.

El pueblo colombiano se está movilizando de diferentes maneras en apoyo a la implementación del Acuerdo de Paz. Muchas universidades colombianas, muchos gremios, muchos sindicatos, diferentes organizaciones están apostándole a la Paz y quizás por ello es que desde los círculos de poder empotrados en las “instituciones” están preocupados porque el curso de la Implementación del Acuerdo de Paz no afecten sus mezquinos intereses de clase.

Las bondades de la paz están a ojos vistas. Ningún soldado ha muerto ni ha sido herido desde que se firmó el Cese Bilateral de Fuegos. Claro que eso no les preocupa a los presidentes, congresistas, jueces, magistrados, empresarios, financieros, etc, porque sus hijos no van a la guerra.


Es necesario enfatizar que la lucha por la Implementación del Acuerdo de Paz es la lucha por nuestro presente y por nuestro futuro. No solamente de nuestro futuro. No. La implementación del Acuerdo de Paz es nuestro presente, nuestro hoy, y debemos lucharlo todos organizados, unidos, coordinados, a fin de lograr arrancar las reformas necesarias al círculo de poder que nos allane la vía hacia la construcción de la nueva institucionalidad que necesitamos para crear ese Nuevo País.

Colombia: De Ricaurte a la JEP


Por: César Rodríguez Garavito
La creación de la Justicia Especial para la Paz (JEP) es un avance fundamental para un posconflicto estable y duradero. Como ningún sistema en otros países que han salido de sus guerras, el tribunal y las salas de la JEP fueron concebidos para investigar a fondo, durante al menos una década, un número amplio de delitos graves cometidos por todos los actores del conflicto. Se le encargó, además, tener a las víctimas en el centro de sus preocupaciones y lograr un balance adecuado entre justicia, verdad, reparación y no repetición.
Por eso mismo, la JEP debe estar compuesta por magistrados y magistradas seleccionados con criterios y procedimientos que estén libres de sospechas. Aún más en un momento crítico para la justicia, cuando la orden de captura contra el expresidente de la Corte Suprema Francisco Ricaurte y las investigaciones contra otros dos expresidentes de ese tribunal (Leonidas Bustos y Camilo Tarquino) y un magistrado (Gustavo Malo) alimentan las sospechas de la ciudadanía sobre corrupción judicial. Sospechas comprobadas por prácticas clientelistas como el “yo te elijo, tu me eliges” por el que se cayeron el propio Ricaurte (cuando pasó al Consejo Superior de la Judicatura) y el exprocurador Ordóñez, ante demandas presentadas por Dejusticia y otras organizaciones.
Aunque los críticos del acuerdo de La Habana han atacado al Comité de Escogencia de la JEP, en la práctica el comité ha funcionado mucho mejor que las cortes al elegir magistrados. En tiempo récord, hicieron una convocatoria más transparente y participativa que las usuales, con criterios de selección públicos y un período para que los ciudadanos hicieran observaciones sobre los cerca de 2.000 candidatos que se presentaron.
Sin embargo, en las últimas semanas, en la etapa definitiva de selección de los futuros magistrados, el comité ha tendido a priorizar la agilidad sobre la transparencia. Para evitar suspicacias, debería haber transmitido en directo las entrevistas a los preseleccionados, como se hace en algunas cortes ejemplares del mundo. No ha explicado qué peso tuvo cada criterio a la hora de hacer la preselección. Tampoco qué peso tendrán en la selección final. Y sus integrantes no han revelado si tienen conflictos de interés por lazos personales, familiares o profesionales con algún candidato.
Aunque las entrevistas públicas ya no son posibles porque el proceso termina hoy, el comité aún puede, y debe, tomar las tres últimas medidas, como lo pidió Dejusticia en un comunicado. Es más: podría, y debería, tomarse un tiempo adicional para publicar la lista de seleccionados, si lo necesita para blindar a la JEP frente a conflictos y suspicacias que afecten su funcionamiento. Mucho más cuando la institución de la que proviene uno los miembros del comité —el magistrado de la Corte Suprema José Francisco Acuña— está en el centro del escándalo por clientelismo judicial. Como se sabe, el propio Ricaurte se había postulado para la JEP.
En el país tendemos a ser expertos en la sabiduría del día después: una vez elegidos los funcionarios, aparecen los cuestionamientos y los impedimentos. La JEP es demasiado importante, hay candidatos muy calificados y el Comité de Escogencia ha avanzado bastante, como para que repitamos la historia.
*Director de Dejusticia.

Los muertos de Saludcoop, de Cafesalud y de Medimás

por  | 2017/09/20 

El tétrico inicio de la nueva EPS no un problema nuevo sino otro capítulo de la vergonzosa herencia de Saludcoop y Cafesalud, y solo confirma que el sistema de salud es un monstruo tomado por delincuentes y corroído por la corrupción.
El debut de Medimás EPS, el consorcio que en forma cuestionada compró Cafesalud y abandonó a su suerte durante semanas a miles de usuarios -10.000 quejas en 45 días, de pacientes sin atención ni tratamiento, algunos con enfermedades graves-, derrumbó el muro azucarado con el cual el Gobierno ha tratado de decorar una podredumbre que otra vez está a la vista de todos.
Se cayó de entrada la falacia de que tenemos uno de los mejores sistemas de salud del mundo y otras fantasías que algunos invocan para exaltar el caos, con base en estadísticas de cobertura. De nuevo la realidad nos enseña que estar afiliado al sistema no sirve de nada si la gente no accede a los servicios.
Miles de autorizaciones negadas, falta de medicamentos, aplazamiento indefinido de cirugías y procedimientos o de citas con especialistas, no son fallas exclusivas de Medimás. Son típicas en nuestro sistema de salud que en realidad es un monstruo indolente e ineficaz, tomado por delincuentes de todos los tamaños y corroído por la corrupción.
El problema no es reciente ni desconocido. Comenzó en los años noventa cuando las EPS (empresas promotoras de salud) -creadas por la Ley 100 de 1993- descubrieron diferentes maneras de hacer buenos negocios: trabajar a costa de las IPS (instituciones prestadoras de servicios de salud) clínicas, hospitales y otras entidades que prestan los servicios. Explotar y pagarles mal a los médicos, restringir al máximo la prestación de servicios, inflar las facturas a cargo del Estado, trasladar pacientes graves y/o difíciles o casos de urgencias -que ocasionan costos altos- a la red de hospitales públicos y en contraste hacer grandes utilidades a través de la venta de medicinas, equipos, prótesis etc. a precios elevados. Patentaron una conducta filibustera y ventajosa que ningún gobierno ha logrado corregir. La salud dejó de ser un servicio y un derecho constitucional y se convirtió en fuente de negocios lícitos e ilícitos de las EPS para apoderarse del multimillonario presupuesto de la salud -más de 30 billones al año en la Colombia actual- sin mayor resistencia del Estado.
El campeón indiscutible del asalto fue Carlos Palacino el hombre que desde 1994 hizo desde el cooperativismo Unimec y SaludCoop, un emporio de riqueza y quien de acuerdo con la Contraloría General de la República utilizó dineros del estado con destinación específica para la salud, para construir su propia red de clínicas, laboratorios y demás, a quienes contrató los servicios. Fruto de esa integración vertical en muy pocos años pasó de un millón a cinco millones de usuarios y logró tener la mayor empresa de salud del país, con más afiliados de los que tuvo en sus épocas doradas el Instituto de Seguros Sociales. Ilegalmente, con los recursos del Estado para la salud, Saludcoop compró 28 clínicas, empresas en México y Ecuador, el colegio Gimnasio los Pinos, Epsifarma, Epsiclinicas, Epsiméd, entre muchas otras propiedades, en casi total impunidad.
Solo fue intervenida en 2011, un remedio peor que la enfermedad, porque se pasó de la corrupción de los fundadores a la corrupción de los interventores. Mediante una singular operación los activos y los usuarios terminaron en Cafesalud -empresa de Saludcoop- y bajo el nuevo esquema, según la Corte Constitucional, se presentaron "irregularidades y malversación de recursos, sobrecostos en medicamentos y corrupción” denuncias que terminaron en la destitución del presidente de la EPS, Guillermo Grosso y en el repentino asesinato del revisor fiscal Luis Alfredo Caicedo, pocas horas antes de la reunión en que debía presentar su informe ante la junta directiva.
El pasado mes de mayo, en otra rara operación acerca de la cual ni el Gobierno ni los compradores han revelado los términos, Prestasalud, un consorcio de 13 empresas del sector compró Cafesalud en 1,45 billones de pesos. A la fecha de la operación la empresa tenía 2,9 billones de pasivos y pérdidas mensuales por 13.000 millones, pero el comprador entró a recibir de parte del Estado 400 mil millones al mes por sus servicios, un bocato di cardinale para gente que sabe dónde está la nuez de los negocios y que recibió legalmente un patrimonio hecho ilegalmente con recursos públicos, más patente de corso para continuar la integración vertical. Tanto en la intervención de 2011, como en la nueva venta, rondan sospechas sobre la posibilidad de que detrás esté el propio Palacino, en busca de recuperar sus propiedades. Palacino tiene ocho procesos en contra, que solo ahora se activaron porque el anterior fiscal, Eduardo Montealegre, tuvo negocios con Saludcoop por más de 5 mil millones de pesos y no hizo nada en contra del hombre que lo contrató.
Medimás no un problema nuevo sino otro capítulo de la vergonzosa herencia de Saludcoop y Cafesalud y del legado que deja este gobierno, incapaz, como sus antecesores, de enfrentar y contener los descomunales abusos de casi todas las EPS, cuya deuda con los hospitales pasará de 13 billones de pesos este año. 

Sería simple crónica judicial si no involucrara daños irreparables y la muerte de miles de colombianos, víctimas del agónico servicio de clínicas y hospitales, en precariedad permanente porque ni las EPS ni el Estado les pagan lo que les deben. En Colombia se presenta una tutela cada 4 minutos, 70 por ciento relacionadas con derecho a la salud. Como dice el senador Jorge Robledo, gran estudioso del tema, “en nuestro país la gente no se muere del corazón ni de los riñones… las matan las EPS y el sistema de salud”.
@germanmanga

Una Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) traicionada



El Comité de Escogencia para la conformación y nombramiento de los Magistrados(as) de la JEP, del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y NO Repetición (SIVJRNR), ha dado a conocer la “Lista de los 40” para escoger a 21 Magistrados(as) del Tribunal de Paz y a 7 Suplentes. Estos 40 se someterán a una Entrevista y el 26 de septiembre próximo se dará a conocer el nombre de los Magistrados(as) de esa Alta Corporación de Justicia en Colombia. La responsabilidad de esa designación recae en tres juristas extranjeros: Álvaro-Gil Robles (peruano), Juan E. Méndez (argentino). Diego García Sayán (español) y los colombianos José Francisco Acuña, Magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia y la física-científica de la Universidad Nacional Claudia Vacca González. Conforme al Acuerdo de La Habana, modificado por el Acuerdo Final en el teatro Colón el 24 de noviembre de 2016, las fuerza beligerantes y rebeldes de las Farc-ep, junto con la contraparte estatal colombiana, acordaron acogerse a un sistema de justicia diferente al ordinario imperante en el poder judicial constitucional colombiano, contra el que se alzaron en armas por más de 50 años.
Con espíritu de respeto a las normas de la Constitución Nacional, los principios del Derecho Internacional, del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, del Derecho Internacional Humanitario, del Derecho que rige el Derecho Internacional penal bajo el Estatuto de Roma, de los Convenios , Protocolos , Fallos de la Corte Penal Internacional, la Corte Interamericana de Derechos humanos y la jurisprudencia consuetudinaria del Derecho Internacional; las Farc- dejaron y entregaron las armas para someterse al juzgamiento de una jurisdicción especial de paz y someterse a punibles conductas que surgieren a la terminación del conflicto interno armado, en lo referente a delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra. Así se revuelque la extrema derecha militarista y confunda a la opinión la dictadura mediática, esa es la razón de ser de ese Sistema de Justicia Integral. Diferente a la Justicia Ordinaria colombiana y por ende la selección de tan Alta Magistratura, ha de romper los paradigmas existentes tradicionalmente en Colombia. Pero al repasar las Hojas de Vida de la “Lista de los 40”, deja el sabor amargo de la frustración, el desengaño y la traición.
DEL PROCEDIMIENTO DEL Comité de Escogencia. Se optó por algo simple y funcional. Abrir una inscripción con requisitos mínimos: los aspirantes debían ser de nacionalidad colombiana, abogados(as) con 15 años de experiencia profesional y/o 10 años de docencia universitaria. No tener antecedentes penales. No se requería de carrera judicial. Tampoco de límite de edad. Ser defensores de los derechos humanos y de la Paz. Así, con ese parámetro, se conformó una lista de aspirantes de 652, que fue hecha pública, fijándose un cronograma- que el comité de escogencia no observó- consistente que previo al 18 de septiembre de 2012, se elaboraría una Lista Corta de unos 90 a 95 aspirantes, los cuales se someterían a una Entrevista entre los días 18 a 22 de septiembre inclusive, de 2017.
El pasado 18 se hizo pública la Lista Corta con tan solo 40 escogidos y los convoca o cita a Entrevistas para escoger 28 cargos.
Todas las esperanzas fueron centradas en una franca lid, en que la breve explicación en una cuartilla en la que cada aspirante expuso las motivaciones que lo llevan a aspirar a tan responsable cargo de transcendencia histórica y el mecanismo de inmediatez de una Entrevista personal de alto nivel, definieran que defensores de los derechos humanos y de la Paz en Colombia pudieran ser esos jueces. Pero todas han sido botadas por la borda al decidir el Comité de Escogencia a “Los 40”. Por favor que indecencia. Ya ellos saben quiénes son los 12 desechables. Jamás se había experimentado tanto sentimiento de insatisfacción, chasco, decepción, desilusión.
DE LO VIOLADO. Resulta que, al exigir el Comité de Escogencia, el haber ejercido cargos en la Rama Judicial y el Ministerio Público durante 15 años, viola el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y La Construcción de Una Paz Estable y Duradera. Que torticero y sin razón. Que injusto. Precisamente el espíritu del Acuerdo Final era que no se exigiera a sus aspirantes la carrera judicial. 
Del análisis de las Hojas de Vida de la “Lista de los 40” se concluye que solo tuvieron en cuenta a quienes habían desempeñado como exmagistrados de las Altas Cortes, El Consejo de Estado, la Procuraduría, La Fiscalía e inclusive cargos políticos en el Ejecutivo (ex ministros, etc.). Premiaron a los “históricos” aspirantes a altos cargos en el sistema judicial contra el que luchó la insurgencia y que son reconocidos de autos, verdaderos practicantes del baloto y el azar. Además, escogieron a quienes han obtenido tan costosos y exclusivos títulos y post grados, en el extranjero y en el país. Con ello asumen un sesgo clasista y excluyente. Tan solo uno mayor de 65 años fue escogido, cuando la no exigencia de edad de retiro forzoso apuntaba a la reivindicación del juez por su experiencia y sabiduría.
¿QUIENES SON LOS EXCLUIDOS Y DISCRIMINADOS POR EL COMITÉ DE ESCOGENCIA? Pues precisamente los desplazados por la Justicia en Colombia. Esos miles de Abogados(as), que no pudieron permanecer en el sistema corrupto, podrido, deshonesto, excluyente, bipartidista, judicial colombiano. Los que no contaron con el lobby del clientelismo. Quienes no contaron con recursos económico ni estatales para continuar sus estudios de post grados y mucho menos ir al extranjero a obtenerlos. Los Abogados(as) en grandes ciudades y de Provincia, de municipios y veredas alejadas e incursos en lo agudo de la guerra y el conflicto.
Que flaco servicio le prestan a la Nación colombiana, sobre todos esos señores extranjeros, en quienes la Insurgencia armada y el pueblo sufrido depositó la confianza. Que Jueces naturales para dirimir la responsabilidad por lesas violaciones humanitarias por parte de los actores armados estatales e insurgentes durante el conflicto armado en Colombia podrá el Comité de Escogencia designar para impartir justicia, si escoge emperifollados, encopetados(as) y encartonados, dizque “defensores” de los Derechos Humanos. Falso, un título de post grado, ni diplomado de los Institutos rectores en la materia, a los que también asisten a obtenerlos oficiales y sub oficiales de las fuerzas armadas estatales incursas en el conflicto armado, tal como ha sido la guerra en Colombia, podrá ser la patente de corso, para que los verdaderos activistas sociales en la defensa permanente de los derechos humanos, los verdaderos abogados(as) luchadores por la Paz sean excluidos y discriminados.
No han sido escogidos para la Entrevista Ni un miembro de la Asociación de Abogados Laboralistas Defensores de Trabajadores. Ni abogados(as) defensores de Presos Políticos. Ni un abogado(a) de asesores de sindicatos de industria; de sindicatos agrarios, de asociaciones campesinas, mineros, de minorías, de indígenas. No ha sido llamado a entrevistas; puesto que se inscribieron, ningún abogado(a) aspirante, en su calidad de activistas políticos y sociales en los movimientos populares, por el conflicto económico político social y ecológico. Como tampoco a Abogados(as) de Colectivos y Asociaciones Profesionales y Colegios de Abogados(as). Por el contrario, por sobre ellos pasaron la hoz rasuradora del descabece.
Pero todo tiene su causa. ¿Fue que fuerzas de extrema los intimidaron? ¿Fue que la Fiscalía General y la Agencia de inteligencia estatal dosificaron información contra abogados(as) activista de izquierda como aspirantes?
¿Qué HACER?
Expresar, en primer lugar, que en aplicación del principio universal: “en Derecho las cosas se deshacen como se hacen”.
  Con absoluto respeto y acato a la autonomía e independencia del Comité de Escogencia y a manera de tutela pública, se suspenda el proceso de Entrevistas, ampliándose el número de entrevistados. Hacer públicos los criterios de escogencia de defensores de derechos humanos y activistas por la Paz, expresados por organizaciones de víctimas, incluidas las del Terrorismo de Estado. Clara transparencia, metodología y publicidad del proceso. Garantía de un enfoque territorial y diferencial (diversidad regional, cultural y étnica), para que los (las) aspirantes demuestren criterio jurídico y comprensión frente a la categoría de delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra y consecuencia práctica y de bagaje intelectual en la defensa de los derechos humanos y el activismo por la paz.
El movimiento popular colombiano no puede dejar pasar este impasse a la inercia del tiempo, máxime cuando queda en entredicho la confiabilidad en los Acuerdos para la terminación definitiva del conflicto armado interno con fuerzas insurgentes y beligerantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y reductos del Ejército Popular de Liberación (EPL).
 

Dossier Álvaro Uribe Vélez

Colombia Invisible - Unai Aranzadi

Tendencias

.

Basta de Terrorismo de Estado

Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CambioTotalRevista - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger